LlamaPide cita

Diseño de sonrisa

Carillas

Son unas finas láminas de porcelana que se adhieren al diente. Se emplean fundamentalmente para corregir pequeñas anomalías en el color de los dientes, posibles marchan o bien para disimular alteraciones en el tamaño o forma del diente, pequeñas roturas.

Diseño de sonrisa

Carillas

Son unas finas láminas de porcelana que se adhieren al diente. Se emplean fundamentalmente para corregir pequeñas anomalías en el color de los dientes, posibles marchan o bien para disimular alteraciones en el tamaño o forma del diente, pequeñas roturas.

¿Para quién están indicadas?

Están indicadas para personas con pequeñas roturas o manchados por diversos factores, dientes ligeramente apiñados o bien algo torcidos.

En cambio, están contraindicadas para pacientes con un severo apiñamiento (en este caso es necesario recurrir a la ortodoncia) y/o bruxismo (apretar los dientes)

Colocación de carillas dentales

Lo primero de todo es realizar una higiene dental y descartar posibles patologías que se tendrán que tratar ante. Si es necesario se hará un estudio de sonrisa personalizado.

Se limpia y prepara la pieza dental, rebajando lo mínimo posible la capa del esmalte (aproximadamente 0,3-0,6 mm) que luego repondremos con la carilla.

Una vez el diente esté preparado se realizará la creación de los modelos, para que las carillas que se adapten perfectamente a las piezas dentales del paciente.

La siguiente sesión se colocará y fijará la carilla con un adhesivo especial que se le aplicará luz polimerizante para finalizar el proceso.

 

Preparación y Colocación de Carillas

Ventajas de las carillas

Al corregir la forma, posición y color de los dientes se mejora el aspecto estético de la sonrisa.

Es el método más conservador para modificar la estética en dientes, ya que es el que talla menor cantidad de diente.

Las carillas son mucho más resistentes a la abrasión, al desgaste y a las fracturas que las restauraciones realizadas con resina compuesta (empastes blancos).

Mantienen el color, el brillo y su unión al esmalte es muy fuerte, además de ser biocompatibles.

Dificulta el depósito de placa bacteriana en el propio diente gracias a la superficie perfectamente pulida de la carilla, favoreciendo la salud periodontal.

Preguntas frecuentes

1¿Qué tipos de carillas existen?
Porcelana: Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética. No se desgastan con el tiempo, no pierden el brillo y mantienen intacto su color.
Composite: Se realizan con el material con el que se hacen los empastes estéticos. Con el paso del tiempo se pueden deteriorar, astillar y oscurecer aunque son más económicas, conservan el esmalte intacto y se realizan en una sola sesión.
2¿Tienen algún riesgo o molestia?
Al respetar la totalidad del diente no percibe absolutamente ningún tipo de molestias durante el tratamiento.
Además, casi no presenta inconvenientes. Si la carilla se adapta mal, sencillamente se vuelve a hacer otra nueva.
Una vez colocadas, el paciente se olvida que las lleva y puede comer y hablar con normalidad, tratando de evitar siempre el morder cosas excesivamente duras con los dientes tratados.
3¿Cuánto dura?
Depende de los hábitos del paciente. Su duración media es de unos 12 años.
En ocasiones, cuando el paciente sufre un impacto fuerte en la boca o muerde algo duro, alguna carilla puede fracturarse o descementarse, en ese caso si la carilla está intacta, se vuelve a adherir.
Si se ha roto, sencillamente se vuelve a hacer otra en poco tiempo.