Salud e higiene oral

Higiene dental

La ausencia de dolor no significa que tengamos nuestros dientes en perfectas condiciones, por eso le aconsejamos que realice una revisión anual. La higiene dental nos permitirá prevenir enfermedades en las encías y evitará en gran medida las caries.


¿Cómo cepillarse los dientes correctamente?

  • Cepilla los dientes con movimientos verticales, empezando por la encía, desde abajo y hacia fuera. Debemos cepillar la cara exterior e interior del diente.
  • Limpia la parte superior de los dientes traseros cepillando en forma de remolino insistentemente. Así las fibras del cepillo eliminan cualquier resto de comida y bacterias de los pliegues del diente.
  • Limpia el cuello del diente y el espacio entre diente y diente (espacio intradental). En los casos en el que el cepillo no llegue a los espacios intradentales debemos utilizar seda dental o un cepillo interproximal.

Consejos de higiene bucal

  • Lo ideal es cepillarse los dientes después de cada comida (desayuno, almuerzo y cena).
  • Es imprescindible hacerlo a fondo al menos una vez al día.
  • Durante el sueño disminuyen la producción de saliva y los movimientos linguales, por lo que se favorece la formación de placa bacteriana. Nunca debemos olvidarnos de lavar los dientes antes de acostarnos.
  • Una vez al año como mínimo es imprescindible acudir al dentista para realizar una higiene dental profesional en profundidad para prevenir posibles anomalías bucodentales o poder detectarlas a tiempo.

Ventajas de la higiene dental en la clínica

  • Una vez al año es necesario acudir a su doctor o para la revisión y una higiene dental profesional que prevendrá problemas bucodentales.
  • La higiene dental con ultrasonidos es capaz de eliminar el sarro acumulado y prevenir la placa bacteriana.
  • El posterior tratamiento con flúor eliminará todas las bacterias perjudiciales de nuestra boca.
  • Este proceso es indoloro y económico.